Código de Conducta para Profesionales del Tantra

Tijs Breuer está afiliado a la plataforma TantraWiser, que se compromete a promover el tantra y el trabajo inspirado en el tantra en los Países Bajos. Dentro de esta plataforma se organizan actividades de entrevista, inspiración y formación adicional para los compañeros.

El manejo profesional de las formas de contacto involucradas en este trabajo requiere un alto grado de responsabilidad y conciencia ética. Es por eso que dentro de esta plataforma un código ético Elaborado.

El propósito de esto es garantizar la conciencia ética y ser un punto de partida para la discusión cuando surjan preguntas sobre la conducta ética de un profesional del tantra. Además, ofrece claridad a los clientes o participantes sobre el comportamiento ético dentro del Tantra. El código ha sido redactado de tal manera que proporciona marcos dentro de los cuales se puede realizar el trabajo inspirado en el tantra, al mismo tiempo que deja suficiente espacio para la diversidad de enfoques y ofertas de profesionales individuales.

Cuando el código mantenga un estándar ético más alto que la ley, los profesionales deberán cumplir con el código. Si el código parece estar en contra de la ley, el código debe ser reinterpretado para cumplir con la ley.

Al suscribir el código ético de conducta, el profesional indica que adopta una actitud profesional y que es capaz y está dispuesto a rendir cuentas ante los clientes, participantes o colegas. También confirma que es confiable en los acuerdos y declaraciones, y puede ser responsable de su comportamiento en caso de incumplimiento de las reglas establecidas en el código de conducta.

Notificación y quejas

Si no está satisfecho con el método o el tratamiento, es aconsejable que se ponga en contacto con el profesional de inmediato. También puede contactar a TantraWijzer con quejas. Cuando TantraWijzer recibe un informe sobre un proveedor, el denunciante será procesado o remitido a otra autoridad, según la naturaleza del informe. Encontrará una descripción más detallada de cómo TantraWijzer maneja las notificaciones aquí.

Conceptos

– Tantra: Por tantra se entienden los movimientos del tantra espiritual hindú y budista y las formas inspiradas de 'Neo-tantra'. Además del tantra, este amplio campo de trabajo también puede contener aspectos de taoísmo, psicología, sexología, atención plena, empoderamiento, chamanismo, yoga, etc.
– profesional del tantra: Una persona física o jurídica que ofrece sesiones de tantra y/o formación como profesión, o que se inspira profesionalmente en una tradición o filosofía de tantra.
– Cliente/Participante: Una persona que utiliza o desea utilizar los servicios de un profesional del tantra a cambio de una tarifa.
– Sesión/entrenamiento: El término 'sesión' puede describir varios métodos de enseñanza en este documento y debe leerse en el sentido más amplio de la palabra. Puede ser una sesión individual, una sesión grupal, una capacitación o taller, un retiro, etc.

Código de Conducta Ética

1. El profesional tántrico

1.1 – Tantra es más una forma de vida que una profesión. Un profesional es ante todo un tántrika y practica lo que enseña o transmite a los clientes o alumnos.

1.2 – Un profesional del tantra tiene una visión clara de lo que significa el tantra para él/ella, qué aspectos de su trabajo son tántricos y qué aspectos provienen de otros métodos/formas/tradiciones/etc.

1.3 – El profesional del tantra es consciente de los límites de sus cualidades, conocimientos y habilidades y los tiene en cuenta al aceptar nuevos clientes o completar una sesión/taller/etc.

1.4 – El profesional sólo ofrece métodos y formas de trabajo en los que es suficientemente competente. Dependiendo del método de trabajo, esta competencia se puede obtener sobre la base de la educación (certificada), la experiencia personal, la formación, etc.

1.5 – Un profesional del tantra trabaja higiénicamente.

1.6 – Él/Ella no está bajo la influencia de estupefacientes o intoxicantes durante una sesión y no trata a clientes que estén bajo la influencia.

1.7 – El profesional no rechaza clientes o participantes por motivos de raza, origen, creencia, sexualidad o cualquier otro factor que pueda ser considerado discriminatorio. Evaluar la idoneidad para participar en una sesión o taller, en base a la experiencia o la idoneidad al contenido del taller, es responsabilidad profesional del proveedor.

2. Límites y límites durante una sesión

2.1 – El profesional siempre ofrece a los clientes la opción de elegir participar o no en una actividad o interacción. Un cliente nunca está obligado a participar y no será obligado a hacerlo de ninguna manera.

2.2 – Antes de una sesión o entrenamiento, se determina cuáles son los límites de la interacción en ese momento. Estos límites se respetan durante toda la sesión/entrenamiento. Esto incluye tocar o no tocar ciertas partes del cuerpo durante una sesión, o limitar la posibilidad de contacto íntimo entre los participantes durante un taller.

2.3 – En una trayectoria más larga, un participante tiene el espacio para revisar o redefinir sus límites para apoyar su propio desarrollo.

2.4 – Durante una sesión, los límites fijados no pueden ampliarse, ni a petición del cliente, ni a petición del profesional. Por ejemplo, cuando surge el deseo de recibir un masaje más extenso de lo comentado. Este deseo puede expresarse posteriormente, después de lo cual el cliente y el profesional pueden determinar de forma independiente si lo desean en una sesión de seguimiento.

2.5 – Cuando el cliente o profesional quiere acotar los límites durante una sesión, lo hace en todo momento.

2.6 – Cuando una forma de trabajo implica contacto físico por parte de un supervisor, este contacto se produce a partir del contacto consciente, es adecuado a la situación y orientado al desarrollo del cliente o participante.

2.7 – Durante una sesión, taller o trayectoria, se construyen momentos en que un cliente o participante da su consentimiento verbal y/o escrito para entrar en contacto físico.

3. La relación profesional: división de roles y equilibrio de poder

3.1 – Un profesional del tantra tiene como objetivo en todos los casos el bienestar del cliente o participante y actúa para promover este bienestar y no para causar ningún daño.

3.2 – El profesional que trabaja en grupo es consciente del efecto de la dinámica de grupo y de la presión (implícita) de los compañeros que se puede sentir.

3.3 – El profesional es consciente de la relación de poder que surge entre un profesional o docente y un cliente. No abusará de este equilibrio de poder de ninguna forma.

3.4 – El profesional del tantra afirma no satisfacer sus necesidades personales/emocionales/eróticas a través de clientes. Una sesión es y siempre permanece enfocada en el desarrollo del cliente.

3.5 – Hasta por lo menos tres meses después del último contacto profesional, el profesional no entra en una relación íntima o sexual con un cliente anterior.

3.6 – Cuando surge una atracción personal del profesional y/o del cliente, se discute (posiblemente bajo supervisión profesional) con el objetivo de mantener claros los marcos profesionales.

4. El campo del Tantra

4.1 – El profesional se esfuerza por un enfoque integrado de las preguntas del cliente y, cuando sea necesario, estimula la comunicación y la integración con la terapia o la medicina regulares.

4.2 – Tiene en cuenta la salud del cliente y cualquier contraindicación para un tratamiento.

4.3 – El profesional del tantra tiene una actitud abierta hacia los colegas, está dispuesto a aprender de los demás y a escuchar críticas y sugerencias.

4.4 – En caso de duda sobre la conducta ética de un colega, los profesionales que suscriben este código pueden dirigirse entre sí de forma positiva y constructiva. Si es necesario, puede comunicarse con TantraWijzer para esta conversación.

4.5 – El profesional está abierto a la supervisión de pares oa la supervisión con/de colegas.

4.6 – No busca competir con otros profesionales ni apoderarse de clientes.

4.7 – El profesional del tantra conoce sus propias competencias y refiere cuando estas no son suficientes para la demanda del cliente.

4.8 – El profesional habla en el ámbito público y privado sobre el trabajo (campo) de manera respetuosa y honesta y respeta el código de ética.

5. Conflictos, abiertamente abordables

5.1 – En caso de conflicto con un cliente o colega, el profesional del tantra está dispuesto a mediar o buscar otros medios para resolver el conflicto.

5.2 – Cuando surge un conflicto entre un cliente y un profesional, el objetivo es encontrar una solución que sea beneficiosa para ambas partes. Se debe prestar suficiente atención tanto a la historia del cliente como a la responsabilidad del profesional.

5.3 – Si parece que un profesional ha actuado de manera reprochable, está preparado para recibir capacitación o desarrollo adicional para evitar que actúe de esa manera en el futuro.