Presten un poco de atención el uno al otro

Sobre la prevención de los efectos negativos del distanciamiento social

En respuesta a la pandemia de coronavirus (COVID-19), el gobierno nos pide que hagamos algo que no sea obvio para las personas: mantenerse alejados unos de otros. La distancia social es crucial para frenar la propagación del virus y evitar que nuestro sistema de salud se vea abrumado. Pero va en contra de la naturaleza de las personas y, por lo tanto, no será fácil para muchos.

“El coronavirus que se está propagando por todo el mundo nos llama a reprimir nuestros impulsos humanos y evolutivos profundamente arraigados de conexión: ver a nuestros amigos, reunirnos en grupos o tocarnos entre nosotros”, dice Nicholas Christakis (Universidad de Yale).

Si el aislamiento social dura más, aumenta el riesgo de varios problemas de salud, como enfermedades cardíacas, demencia e incluso la muerte. Las personas que están solas tienen un nivel más alto de la hormona cortisol, un indicador de estrés. Muestran respuestas inmunes más débiles a los patógenos, según una investigación del Centro para la Ciencia de la Conexión Social de la Universidad de Washington. Los estudiantes solitarios respondieron más débilmente a los estudiantes no solitarios a las vacunas contra la gripe. 

El aislamiento también puede provocar depresión y pensamientos suicidas. Los metanálisis de Julianne Holt-Lunstad (Universidad Brigham Young) muestran que el aislamiento social crónico aumenta el riesgo de muerte hasta en un 29%.

¿Todos son igualmente susceptibles al estrés debido al aislamiento social? 

“Alguien que ya tiene problemas con cosas como ansiedad social, depresión, soledad, abuso de sustancias u otros problemas de salud se volverá particularmente vulnerable”, dijo Chris Segrin (Universidad de Arizona).

Un informe reciente de la Academia Nacional Británica de Ciencias destaca algunas razones por las cuales los ancianos en particular pueden ser susceptibles a esto. La pérdida de familiares o amigos, enfermedades crónicas y deficiencias sensoriales como la pérdida de audición, que dificultan la comunicación, empeoran la situación en muchas personas mayores. 

Los contactos sociales mitigan los efectos negativos del estrés. Los estudios de laboratorio (también de Holt-Lunstad) muestran que la presencia de un amigo reduce la respuesta cardiovascular a una tarea estresante. El toque humano también es esencial para nuestro bienestar. Un abrazo suave o sostener la mano de una persona desencadena la producción de oxitocina, que ayuda a regular su sistema de lucha o huida y a calmar su cuerpo en momentos de estrés.

¿Qué podemos hacer al respecto? 

Una mayor conciencia de estos efectos puede hacernos permanecer conectados y tomar medidas positivas. De ahí la observación del primer ministro Rutte: "Presten atención el uno al otro". 

La buena noticia es: "El simple hecho de saber que tiene a alguien con quien puede contar cuando lo necesite es suficiente para amortiguar las respuestas al estrés, incluso si esa persona no está físicamente presente", dijo Holt-Lunstad. La investigación sobre el altruismo ha demostrado que dar apoyo reduce el estrés incluso más que recibir apoyo. También puede ayudarnos a sentirnos más conectados con los demás.

Cualquiera puede tomar un teléfono en sus manos y acercarse para preguntar cómo están y qué necesita otra persona. Un oído que escucha hace maravillas. Así que ahora es el momento de contactar a amigos y familiares. Deje que la gente sepa cuánto se preocupa por ellos. Si bien el contacto humano físico es mejor, una llamada telefónica con una voz real es mejor que el texto, y el chat de video es mejor que una llamada telefónica.

Lo que dices también es importante. Cuando esté estresado y molesto, hablar sobre sus sentimientos puede ayudar. Puede que no se sienta mejor, pero se siente menos solo. Si está escuchando a la otra persona, resista el impulso de discutir o debatir, niegue su historia o dígale que no se preocupe. En ese momento es principalmente tu tarea escuchar y demostrar que comprendes y aceptas sus sentimientos. Este proceso - una persona comparte algo vulnerable y la otra responde con comprensión y cuidado - es la base fundamental para relaciones buenas y cercanas.

¿Estás solo en cuarentena en casa y no puedes tocar a nadie porque estás infectado con COVID-19? Luego toma prestado el perro de tu vecino. Una mascota cariñosa reduce considerablemente el estrés y aumenta sus niveles de oxitocina. De acuerdo con las pautas de la OMS, tocar mascotas es seguro.

Publicado por

Tijs

Tijs Breuer tiene 50 años, entrenador personal certificado, culturista y masajista. El coaching de esencia tiene como objetivo llevarte al núcleo de quién eres en realidad. Tijs trabaja con atención, tacto y presencia personal. Le ayuda a sentirse mejor consigo mismo.

Un pensamiento sobre "Presta atención unos a otros"

  1. Gracias Tijs por este artículo inspirador, justo lo que necesitaba hoy. Lamenté mucho haber tenido que cancelar nuestra cita, cuando tengo tanta necesidad de tu cariño, cariño y cuidado toque en este momento. Es bueno saber que solo pensar en amigos tiene un efecto positivo.

Da una respuesta

La dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio utiliza Akismet para reducir el spam. Vea cómo se procesan sus datos de respuesta.